5080.1910

D.F. y Área Metropolitana

01800 966 9696

Interior de la República

LMP Guía de salud

La tiroides es una glándula que se encuentra en el cuello, a la altura de la garganta, por debajo de lo que conocemos como la “manzana de Adán”. Su principal función es regular el metabolismo; es decir, qué tan rápido se queman calorías, qué tan rápido funciona el cuerpo e incluso qué tan veloz late el corazón. Es por medio de la hormona tiroxina que todas estas tareas se llevan a cabo.

¿Qué es la tiroides?

La tiroides es una glándula que se encuentra en el cuello, a la altura de la garganta, por debajo de lo que conocemos como la “manzana de Adán”. Su principal función es regular el metabolismo; es decir, qué tan rápido se queman calorías, qué tan rápido funciona el cuerpo e incluso qué tan veloz late el corazón. Es por medio de la hormona tiroxina que todas estas tareas se llevan a cabo.

 

Quien envía señales a la tiroides para que secrete tiroxina es la hipófisis, una glándula que se encuentra en el cerebro, y lo hace por medio de la hormona estimulante de la tiroides.

 

Cuando la producción o la actividad de la tiroxina son incorrectas, ya sea en exceso o por una producción insuficiente, entonces se producen enfermedades llamadas trastornos funcionales. Sin embargo, también existen problemas estructurales, cuando la glándula crece, como en la enfermedad de Graves, el bocio o en el cáncer.

 

Otra hormona que produce la tiroides es la calcitonina, la cual ayuda a controlar la concentración de calcio en sangre, por lo que una alteración de esta hormona podría provocar osteoporosis.

 

examenSignos y síntomas

Los signos y síntomas de los problemas tiroideos dependen de la afección. A continuación te mostramos los signos y síntomas más comunes:

 

1. Hipertiroidismo. Ocurre cuando la hormona tiroxina se está produciendo y secretando en exceso, por lo que el metabolismo corporal aumenta. Algunos signos y síntomas de este trastorno son los siguientes:

 

2. Hipotiroidismo. Se presenta cuando la tiroides no produce ni libera suficiente cantidad de tiroxina, lo que provoca una disminución del metabolismo. Los principales signos y síntomas que se presentan son los siguientes:

 

Scanning with ultrasound. Research of blood vessels of a neck by3. Enfermedad de Graves. Es un padecimiento autoinmune; es decir, el sistema inmunológico produce anticuerpos (como los que destruyen virus y bacterias) que estimulan a la tiroides.Es más común en mujeres que en varones.

 

La enfermedad de Graves es la causa más común de hipertiroidismo. Las características clínicas más importantes de esta enfermedad son las siguientes:

 

 

4. Bocio. Con este término se conoce a la glándula tiroides agrandada. Existen varias causas por las cuales se puede desarrollar bocio. Antiguamente, la causa principal era la deficiencia de yodo en la dieta, pero ahora es muy raro que la gente desarrolle bocio por esta razón, pues ya existen en el mercado alimentos adicionados con yodo.

 

Las principales causas del bocio son las siguientes:

 

5. Cáncer de tiroides. Es poco común, pero existen cuatro tipos principales que se detectan con un estudio de patología; es decir, mirando las células en el microscopio. El cáncer de tiroides s más común en hombres que en mujeres. Algunos factores son la herencia familiar o haberse sometido a un tratamiento de radiación en cabeza o cuello.

 

Cuándo consultar al médico

Debes acudir al médico cuando veas alguno de los siguientes síntomas, sin alguna explicación aparente:

 

Factores de riesgo

El hipotiroidismo se presenta principalmente en mujeres de 40 años o más, y el riesgo de presentar el problema aumenta con la edad. Esto no quiere decir que la edad y el género sean privativos: el hipotiroidismo puede presentarse en niños o adultos de cualquier género.

 

Las personas con mayor riesgo de hipotiroidismo son las siguientes:

 

Complicaciones

Las enfermedades tiroideas con mayores complicaciones son el hipertiroidismo y el hipotiroidismo.

 

Hipertiroidismo: problemas cardiacos, que pueden llegar a fibrilación auricular, osteoporosis y crisis tirotóxica (tiroidea).

Hipotiroidismo: pueden presentarse diferentes complicaciones en el hipotiroidismo no tratado, como infertilidad, problemas cardiacos, depresión, neuropatía periférica, defectos de nacimiento (en los hijos de madres hipotiroideas) y, la menos común, pero la más grave: mixedema, la cual comienza con una intolerancia intensa al frío, somnolencia y pérdida del estado de conciencia, y puede llegar al estado de coma e incluso la muerte.

 

 

Pruebas y diagnóstico 

Los estudios de laboratorio que se deben realizar para determinar si existe una enfermedad tiroidea son los siguientes:

Perfil tiroideo: en el que se observarán las concentraciones de hormonas en sangre. Con este estudio se determina si los niveles son altos o bajos, aunque no se detecta el origen de la alteración.

 

Gama grama tiroideo: es un estudio de gabinete en el que se administra una pequeña cantidad de yodo por vía oral y se revisan las concentraciones a las dos, seis o 24 horas. Este estudio se utiliza básicamente para determinar si hay nódulos tiroideos, cáncer, bocio o encontrar la causa precisa del hipertiroidismo.

 

Ultrasonido tiroideo: es útil para visualizar si algún crecimiento anormal en la parte de enfrente del cuello es causada por un crecimiento de la tiroides. También es útil para guiar la toma de una biopsia en caso de sospecha de cáncer.

 

El médico es el único que puede determinar qué tipo de estudio requiere el paciente, de acuerdo con sus condiciones clínicas.

 

Tratamientos y fármacos

Cada problema tiroideo debe someterse a un tratamiento específico. El hipertiroidismo puede tratarse con fármacos que disminuyen la actividad de la tiroides; es decir, bajan los niveles de tiroxina (siempre con sumo cuidado para evitar un hipotiroidismo).

 

En cambio, el hipotiroidismo recibirá tratamiento para aumentar los niveles de tiroxina y el funcionamiento de la glándula tiroides.

 

Los tratamientos de hipertiroidismo incluyen:

 

A los pacientes con hipotiroidismo comúnmente se les administra una hormona sintética, llamada levotiroxina, para alcanzar los niveles correctos de hormona tiroxina. Este tratamiento normalmente se sigue de por vida, pero deben hacerse ajustes con el paso del tiempo, porque los requerimientos del cuerpo pueden variar.

 

Para la enfermedad de Graves no hay tratamiento que cure el sistema inmune, por lo que este problema se trata con los mismos fármacos del hipertiroidismo.

 

El tratamiento común de la tiroiditis de Hashimoto es el remplazo hormonal (de hormonas tiroideas) y antiinflamatorios no esteroideos para controlar el dolor.

 

Para los nódulos tiroideos, primero debe determinarse si el nódulo es maligno. En este caso, el médico quizá decida retirar el nódulo o incluso toda la glándula. Si el nódulo no es maligno pero está produciendo un aumento de la actividad glandular, entonces se manejará como el hipertiroidismo.

 

Si ya se determinó la presencia de un tumor maligno (cáncer de tiroides), lo más común será que el médico decida quitar el tumor en una cirugía; además, puede agregar al tratamiento dosis de yodo radiactivo. Si la glándula tiroides fue removida completamente, entonces se administrarán sustitutos de la hormona tiroxina.

 

Estilo de vida y prevención

En realidad, las enfermedades tiroideas no se pueden prevenir y normalmente tampoco se curarán, pero sí se pueden manejar, como cualquier otra enfermedad crónica.

 

Los autocuidados que debemos seguir para este tipo de problemas son: tomar los medicamentos como lo indica el endocrinólogo, llevar una dieta adecuada para evitar el aumento o la pérdida importante de peso (lo que incluye mantener niveles adecuados de colesterol, glucosa y calcio), acudir de manera oportuna a las citas para dar seguimiento a los controles que el médico indique, y someterse a los exámenes necesarios.

 

Es muy importante que el paciente con enfermedad tiroidea sepa identificar los datos de urgencia para que pueda acudir al servicio de emergencia en caso necesario.

 

Es obligatorio realizar a los recién nacidos un estudio llamado tamiz neonatal, en el que se buscará la presencia de hipotiroidismo. Estas pruebas se realizan tanto en el sector público como en el privado.

 

¿Afecta la alimentación tus problemas de tiroides?

Es cierto: eres lo que comes. Llevar una dieta sana ayuda a reducir tus riesgos de salud. Pero también eres lo que no comes. Consumir menos calorías, además de una diversidad de alimentos, es una receta para la buena salud y para sentirse bien. Sin embargo, algunas veces, ciertos alimentos pueden ser adecuados para ti si tienes algún padecimiento, pero otros pueden ser poco benéficos. En el caso de los problemas de la tiroides, como el hipotiroidismo y el hipertiroidismo, aquí te decimos qué alimentos puedes comer y cuáles evitar.

 

Hipotiroidismo

Si tienes hipotiroidismo, los alimentos adecuados para ti son los que incrementan la producción hormonal de la tiroides. En esencia, estos son los alimentos ricos en yodo.

 

Por otro lado, debes evitar los alimentos que disminuyan la producción hormonal de la tiroides; es decir, los llamados bociogénicos (compuestos químicos que bloquean la absorción y utilización del yodo).

 

Alimentos que debes CONSUMIR

Ajo                                                                 Avena

Coco                                                             Avellana

Almendras                                                   Soya

Semilla de girasol                                       Lentejas

Tomates                                                       Manzanas

Fresas                                                          Mangos

Dátiles                                                          Pistaches

Piñas                                                            Chabacanos

Espinacas                                                    Habas

Maíz                                                              Ginseng

Canela                                                         Algas marinas

Mariscos

 

Alimentos que debes EVITAR

Col                                                                   Rábano

Coliflor                                                          Berro

Brócoli                                                          Apio

Lechuga                                                       Pimiento

Pepino                                                          Zanahoria

Aguacate                                                     Calabaza

Berenjena                                                    Cebolla

Espárrago                                                    Perejil

Papa                                                             Cacahuates

Trigo                                                              Limones

Naranja                                                        Higo

Ciruela                                                         Melocotón

Granada                                                       Uvas

 

Hipertiroidismo

De manera muy general, puede decirse que el orden de las recomendaciones se invierte y los alimentos adecuados para el hipotiroidismo son inadecuados para el hipertiroidismo y viceversa. Así, en el hipertiroidismo se recomiendan los alimentos que disminuyen la producción de tiroxina, la hormona que controla el metabolismo y los estados emocionales. Se sugiere evitar los alimentos con alto contenido de yodo.

 

Alimentos que debes CONSUMIR

Col                                                                Rábano

Coliflor                                                          Berro

Brócoli                                                          Apio

Lechuga                                                       Pimiento

Pepino                                                          Zanahoria

Aguacate                                                     Calabaza

Berenjena                                                    Cebolla

Espárrago                                                    Perejil

Papa                                                             Cacahuates

Trigo                                                              Limones

Naranja                                                        Higo

Ciruela                                                         Melocotón

Granada                                                       Uvas

 

Alimentos que debes EVITAR

Ajo                                                                 Avena

Coco                                                             Avellana

Almendras                                                   Soya

Semilla de girasol                                       Lentejas

Tomates                                                       Manzanas

Fresas                                                          Mangos

Dátiles                                                          Pistaches

Piñas                                                            Chabacanos

Espinacas                                                    Habas

Maíz                                                              Ginseng

Canela                                                         Algas marinas

Mariscos

 

<RECUADREAR>

¿Cómo crear un plan de actividad física?

Sin importar cuáles sean tus hábitos de actividad física, es probable que de vez en cuando necesites un poco de motivación para mantenerte en movimiento. Y más si tienes un padecimiento como hipertiroidismo o hipotiroidismo. De hecho, algunos estudios han demostrado que la actividad física ayuda a mantener bajo control estos padecimientos.

 

Si eres de las personas que no realizan actividad física o te encuentras en un nivel intermedio, establecer objetivos de actividad física y comprometerte con ellos puede ayudarte a mantenerte sano.

 

Pasos para volverte más activo

  1. Comienza por pensar en un objetivo que te gustaría alcanzar. Establecer un objetivo es una manera de mantenerse motivado para continuar con la actividad.

 

  1. Establece un objetivo específico que puedas lograr realistamente. Debes requerir cierto esfuerzo adicional para alcanzar tu objetivo, pero no tanto que se sienta como algo que no puedas lograr.

 

  1. Mantén la diversión al elegir actividades que sepas que disfrutarás.

 

  1. Una vez que establezcas tu objetivo, anótalo y aparta tiempo en tu agenda para trabajar en ello. Comprometerse a invertir tiempo en tu objetivo te ayudará a lograrlo.

 

  1. Piensa en el tipo de actividad física que harás y cuándo y dónde la realizarás. Anotar cuándo harás actividad física también te ayudará a convertirla en una prioridad.

 

  1. Cuando alcances tu objetivo, ¡prémiate! Cómprate un nuevo DVD o un libro, paga un manicure, un masaje, compra zapatos nuevos para correr o realiza una actividad social.

 

¿Cuánto ejercicio necesitas?

 

 

 

¡Qué esperas! Arma un programa de actividad física que te ayude a mejorar tu calidad de vida y se vea reflejado en tu salud.

 

Tiroides y calidad de vida

Dependiendo de tus problemas de la tiroides serán las condiciones que afecten tu estilo de vida. Estas son algunas de las afectaciones; aprende a contrarrestarlas para llevar una vida plena.

 

Si tienes hipertiroidismo, hay tres complicaciones que pueden impactar en tu bienestar y  estilo de vida:

 

Hay condiciones inherentes al hipertiroidismo que, al convertirse en una urgencia, pueden generarte estrés y podrían deberse a otra causa que no tenga que ver con la tiroides, en especial si padeces otra enfermedad. Es el caso de los mareos, las modificaciones en el ritmo cardiaco (rápido e irregular) y los cambios en el estado de conciencia.

 

Si, por el contrario, padeces hipotiroidismo, es importante recordar que las opciones de tratamiento son muy efectivas y pueden ayudarte a recuperar tu calidad de vida. Sin embargo, debes ser paciente, porque la mejoría será gradual.

 

Entre los signos y síntomas de hipotiroidismo que pueden afectar tu calidad de vida se incluyen los siguientes:

 

¿Cómo mejorar tu estilo de vida si tienes un padecimiento tiroideo?

Por ser alteraciones que no se resuelven en poco tiempo, es muy importante que tomes en cuenta lo siguiente:

 


Facebook Twitter Email

Más leídos

1

Adicción: factores de riesgo

Conoce los factores que hacen más probable el desarrollo de una adicción.

Leer más
2

Niños en forma: maneras de lograr que los niños sean activos

Aquí te presentamos algunas sugerencias para que tus hijos realicen actividad física.

Leer más
3

La importancia de vigilar la glándula tiroides

La Federación Internacional de Tiroides recomienda que en este proceso de vigilancia tomemos en cuenta cinco condiciones importantes que se relacionan con fallas de la glándula tiroides:

Leer más
4

Reconoce los signos de alerta de un infarto

Aprende a reconocer los síntomas y signos de un infarto para que sepas cómo actuar.

Leer más
5

Recetas de cocina: cinco maneras de crear platillos sanos

Usa estas técnicas para reducir la grasa, las calorías y el sodio de tus recetas favoritas.

Leer más

Suscríbete al Newsletter

Para recibir información, noticias, promociones y más.

* Campos obligatorios

¿Dé qué temas te gustaría recibir información?

Enviar

Suscríbete al Newsletter

Para recibir información, noticias, promociones y más.

* Campos obligatorios

¿Dé qué temas te gustaría recibir información?

Enviar