5080.1910

D.F. y Área Metropolitana

01800 966 9696

Interior de la República

LMP Guía de salud

Para los pacientes hipertensos es importante aprender a enfrentarse al estrés. La relajación muscular progresiva ayuda a aflojar la tensión muscular causada por este.

El estrés es una de las principales causas de la hipertensión, por lo que es necesario enfrentarse al estrés. Por ello, hay que aprender a enfrentarse al estrés. En el caso de padecer hipertensión, el reposo y la relajación suficiente es especialmente importante. Las personas hipertensas deben procurar dormir lo suficiente, gozar de vacaciones de descanso y de tiempos de ocio relajantes y evitar la inquietud y los conflictos de la vida cotidiana.

Hay diferentes opciones para manejar activamente el estrés.

Para los pacientes hipertensos es importante aprender a enfrentarse al estrés. La relajación muscular progresiva ayuda a aflojar la tensión muscular causada por este.

El propósito de la relajación muscular progresiva es experimentar conscientemente la diferencia entre la tensión y la relajación así como la aplicación de presión y el alivio de la presión. Todos los músculos del cuerpo, desde la cabeza a los dedos de los pies, se tensan conscientemente y se relajan de nuevo. Cuando se afloja la tensión muscular causada por el estrés, también se libera el estrés.

 

Los ejercicios se realizan estando sentado y con los ojos cerrados

La relajación muscular progresiva se puede aplicar casi en todas las condiciones, ya sea por la noche antes de quedarse dormido, durante una reunión, en situaciones de miedo, en situaciones de prueba, en la oficina, mientras se y en muchas otras situaciones.

Es posible el autoaprendizaje con la ayuda de libros, casetes o CD de relajación. También se ofrecen cursos en los que se tiene la oportunidad de aprender la técnica de la relajación muscular progresiva.

¿Cómo se hace?

En primer lugar, hay que centrarse en un grupo de músculos, por ejemplo, los de la mano derecha. La mano se va apretando lentamente hasta cerrar el puño. Siente la tensión en los músculos de la mano derecha y tense mucho más los músculos.

Con el tiempo uno se vuelve consciente de la contracción (tensión) y la relajación. Te das cuenta rápidamente cuando puedes aumentar el número de ejercicios, con qué frecuencia se pueden repetir éstos y cuando debes parar para no dejar que el efecto positivo de la relajación muscular progresiva se convierta en contraproducente. El entrenamiento es progresivo, ya que aprendes como relajar el grupo de músculos pertinente tras una fase corta de contracción con la práctica progresiva. No obstante, esto presupone practicar la técnica con regularidad.


Facebook Twitter Email

Más leídos

1

Adicción: factores de riesgo

Conoce los factores que hacen más probable el desarrollo de una adicción.

Leer más
2

Niños en forma: maneras de lograr que los niños sean activos

Aquí te presentamos algunas sugerencias para que tus hijos realicen actividad física.

Leer más
3

La importancia de vigilar la glándula tiroides

La Federación Internacional de Tiroides recomienda que en este proceso de vigilancia tomemos en cuenta cinco condiciones importantes que se relacionan con fallas de la glándula tiroides:

Leer más
4

Reconoce los signos de alerta de un infarto

Aprende a reconocer los síntomas y signos de un infarto para que sepas cómo actuar.

Leer más
5

Recetas de cocina: cinco maneras de crear platillos sanos

Usa estas técnicas para reducir la grasa, las calorías y el sodio de tus recetas favoritas.

Leer más

Suscríbete al Newsletter

Para recibir información, noticias, promociones y más.

* Campos obligatorios

¿Dé qué temas te gustaría recibir información?

Enviar

Suscríbete al Newsletter

Para recibir información, noticias, promociones y más.

* Campos obligatorios

¿Dé qué temas te gustaría recibir información?

Enviar